LA QUÍMICA DEL ORGASMO Y LA OXITOCINA.

El orgasmo es el momento más placentero del acto sexual en el que la excitación alcanza su punto álgido.

Durante la excitación sexual, los nervios de los genitales envían información al cerebro a través de la médula espinal. Las células del cerebro producen dopamina, activando los centros del hipotálamo que estimulan la liberación de oxitocina, incitan a las glándulas suprarrenales a producir adrenalina, y se produce un decapéptido, la GRH (Hormona liberadora de gonadotropinas), que actúa sobre la hipófisis anterior controlando la secreción de LH (hormona luteinizante) y FSH (hormona estimuladora de los folículos) que estimulan la secreción de las hormonas esteroideas gonadales (testosterona, estrógenos y progesterona). El hipotálamo (células nerviosas en el núcleo para-ventricular) estimulado por las hormonas esteroideas libera más oxitocina (retroalimentación positiva).

IMAGEN3

La oxitocina es una hormona de función estimulante, actúa en muchas partes del cerebro y la médula espinal, incluyendo la amígdala, hipotálamo ventromedial, septum y tallo cerebral. Responsable del buen humor, la risa, estimula la circulación del esperma y la contracción de la musculatura pelviana femenina, y por otro lado, provoca un aumento de la frecuencia cardiaca, la sudoración de zonas como axilas o ingles y la respiración se acelera. Como respuesta a esto el cerebro comienza a segregar endorfinas y encefalinas que son polipéptidos neuromoduladores liberados en la glándula pituitaria y el hipotálamo, y producen analgesia y una sensación de bienestar. Ya que se reduce el flujo sanguíneo a la corteza orbitofrontal responsable del control y la razón.

 oxitocina

Por ello el sadomasoquismo puede producir placer, porque al sentir dolor el cuerpo segrega endorfinas para reducirlo, y un dolor prolongado produce una gran cantidad de sustancias placenteras, que pueden estimular el sistema nervioso simpático, provocando un orgasmo y desinhibición.

La oxitocina se libera en grandes cantidades durante el parto y la lactancia; y está relacionada con la afectividad, la ternura y la fidelidad.


Por otra parte, también se libera feniletilamina, presente en el chocolate, y que eleva la energía y el humor. Nuestro cerebro produce enormes cantidades cuando estamos enamorados.

Durante la relación sexual aumentan los niveles de dopamina que disminuyen después del orgasmo al igual que los niveles de oxitocina. Al mismo tiempo suben los niveles de prolactina que disminuye la libido, causa la saciedad sexual y controla la secreción de la leche materna.

oxitocina2

Carmen Giménez Requiel